CÓMO VENDER POR INTERNET - 10 documentos legales imprescindibles

CÓMO VENDER POR INTERNET – 10 documentos legales imprescindibles

vender por internet

Vender por internet es una meta muy atractiva para cualquier empresario. Pero una vez te pones manos a la obra, son muchas las dudas que te pueden surgir. Qué pasos debo seguir, qué requisitos legales hay detrás de una tienda online, y dónde me puedo informar de lo que debo hacer. Pues bien, estás de suerte, en este post de hoy aportamos nuestro granito de arena con los 10 documentos legales imprescindibles para toda tienda online.

 

1. Crea una SL: Controla el riesgo de tu negocio:

 

Cuando se inicia un negocio, ya sea para vender por internet y/o a través de cualquier otro canal de ventas, lo primero que hay que hacer es constituir una sociedad limitada (comúnmente conocida como “SL”). Hay que tener en cuenta que cuando alguien empieza una empresa, básicamente se le plantean dos alternativas: (i) realizar el negocio en nombre propio o (i) a través de una sociedad limitada. La diferencia es que si una persona hace un negocio en nombre propio, asume los riesgos de la empresa personalmente, mientras que si lo hace a través de una SL, es la propia SL la que asume el riesgo y tú como socio sólo arriesgas la parte que hayas aportado a la SL como capital social.

 

Toda SL debe tener unos estatutos sociales. Los estatutos sociales son un documento que define los aspectos básicos del negocio y fija las normas de funcionamiento de la sociedad.

 

Es decir, por un lado los estatutos sirven para dar publicidad a la empresa para dar a conocer sus características básicas, tales como dónde se sitúa su domicilio social, qué denominación social tiene, cual es su objeto social, o la cifra del capital social y el número de participaciones sociales que tiene. Por otro lado, los estatutos sociales tienen la función de fijar las normas que se aplicarán en la sociedad en relación al órgano de administración, la junta general, etc.

 

En este enlace podrás crear unos estatutos sociales a medida sin necesidad de ser un experto.

 

2. El pacto de socios: protege tu inversión frente a tus socios

 

Siempre que vayas a crear una sociedad con otro u otros socios deberías firmar un pacto de socios. El pacto de socios sirve para fijar las normas de funcionamiento entre los socios, y entre éstos y la sociedad, y es fundamental para proteger tu inversión.

 

Se trata de regular el papel de cada uno dentro de la empresa y establecer las reglas de juego para que en caso de que se produzca alguna situación imprevista, como por ejemplo, que algún socio se quiera ir de la empresa, que algún socio quiera vender a un tercero, o que un socio trabaje para la competencia, que haya un plan de contingencia que regule las consecuencias jurídicas y no se ponga en riesgo la continuidad del negocio.

En este enlace podrás personalizar un pacto de socios en unos pocos clics.

 

3. El Contrato de confidencialidad: protege la propiedad intelectual de tu negocio: 

 

Proteger la información confidencial debe ser una prioridad absoluta de tu negocio, pero especialmente si vas a compartir secretos o información sensible con otra empresa. Es común, ya sea para colaborar o para cumplir con unos servicios contratados, que se deba transmitir información confidencial a terceros. Por ejemplo, cuando se contrata el diseño de una web o una APP, cuando se contrata la elaboración de un logo o cuando se busca financiación.

 

Siempre que vayas a revelar información confidencial, debes hacer firmar un contrato de confidencialidad, para ayudarte a asegurarte que se va a mantener la confidencialidad y el secreto de la información.

Aprovecha y crea tu contrato de confidencialidad gratis en este enlace. Verás lo fácil y rápido que es.

 

4. El contrato de servicios: gana seguridad con tus clientes

 

Si tu web es una web para ofrecer servicios presenciales, muy probablemente necesitarás un contrato de servicios. Este documento te servirá para que quede constancia de que el cliente ha realizado un encargo y cuál ha sido el precio y condiciones acordadas. De forma que si el cliente no paga alguna factura, el contrato te sirve como prueba ante un juez de que el cliente se comprometió a recibir los servicios a cambio del precio y resto de condiciones pactadas.

 

No te arriesgues a que tus clientes se comprometan a pagar tus servicios con tan sólo un apretón de manos y haz que firmen un contrato de servicios. Ganarás seguridad en tu negocio y obtendrás un mayor respeto y reputación frente a tus clientes.

 

5. El Contrato de trabajador autónomo: aporta talento a tu empresa

Cualquier empresario de renombre que se preste coincidirá conmigo que el éxito de un proyecto no se basa tan sólo en la idea sino en el equipo que ejecuta la idea. Las ideas por sí solas no valen nada sino se ejecutan bien. El mundo está lleno de ideas mal ejecutadas que han sido rescatadas del cementerio por otros emprendedores y que gracias al conocimiento y persistencia de un nuevo equipo, acaban haciendo que esa idea inicialmente fallida acabe funcionando.

 

Entre las diversas opciones que tienes a la hora de incorporar talento a tu negocio la que quizás aporta una mayor flexibilidad tanto a la empresa como al trabajador autónomo es el Contrato de trabajador autónomo.

 

6. El Contrato de alquiler de oficina: asegúrate un espacio de trabajo

 

Aunque te dediques a vender por internet y tu negocio se encuentre 100% en la nube, llegará un momento que necesitarás una oficina desde la que trabajar. Una vez hayas encontrado el espacio idóneo para conducir tu negocio, el siguiente paso será formalizar un contrato de alquiler de local u oficina con el casero del inmueble. En este documento, se relaciona el local u oficina que se alquila, se pone por escrito el precio del alquiler, quién soportará los gastos del inmueble, y la duración, entre otros.

Aquí podrás generar tu propio contrato de alquiler a medida usando nuestra herramienta online.

 

7. La política de privacidad: protege los datos de tus usuarios

 

La Política de privacidad es un texto imprescindible para toda web. Es un texto al que se puede acceder desde cualquier página de la web y que sirve para indicar a los usuarios, quién es la persona responsable y titular de la web, para informarles de los motivos por los que se recoge información a los usuarios, y para que sepan de qué forma pueden ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre sus datos personales.

 

8. El aviso legal: transparencia y cumplimiento normativo

 

El Aviso legal, es un documento obligatorio para cualquier web. Es un texto que sirve a los terceros para conocer quién es el responsable y titular de la web, de forma que los usuarios sepan quién hay detrás. Debes tenerlo en tu web porque lo indica la ley, pero además piensa que con este texto legal darás más confianza a tus usuarios.

 

9. La política de cookies: informa de tus cookies

 

La Política de cookies hoy en día se ha convertido en un texto primordial. En la era digital no puedes pretender tener una web de éxito sin medir el tráfico que visita tu página. Medir el número de usuarios que visitan tu web, los contenidos más visitados y el porcentaje de usuarios que compran tus productos y servicios (en caso de que tengas una ecommerce), te permitirá mantener un control de calidad sobre tu web y obtener una estadística de los hábitos de navegación de tus clientes. Con ello podrás probar de introducir mejoras en tu web y analizar si te llevan a mejorar tus números.

 

¿Pero qué tiene todo esto que ver con una política de cookies? Te preguntarás. Pues bien, para poder medir el tráfico de tu web se utilizan las cookies. Por ejemplo, si usas Google Analytics.

 

Las cookies, no son más que pequeños ficheros de texto que se almacenan en tu ordenador, móvil o tablet cuando navegas por la red, y entre otras cosas, le indican a las webs donde navegas, los sitios que has visitado anteriormente. Igual que en el cuento de Hansel y Gretel, que dejaban pedacitos de pan en su travesía para marcar el camino de vuelta a casa (aunque con tan mala fortuna que los pájaros se los comieron y no pudieron regresar).

 

La normativa de protección de la privacidad de la mayoría de países obliga a que si se utilizan cookies, ya sea porque se han instalado programas de análisis del tráfico, u otras aplicaciones, es necesario informar al usuario de que se les van a instalar las cookies y que haya un enlace visible en tu web hacia la Política de cookies para que los internautas se puedan informar en detalle sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies se utilizan en tu web, y cómo se pueden desinstalar del navegador.

 

10. Las condiciones generales de compra: vender por internet

 

Las condiciones generales de compra son un documento que regula las condiciones que aplican en la compra de tus productos y servicios online. Con lo que es clave si quieres vender por internet.

 

Piensa que al vender online, tus clientes no firmarán físicamente un contrato a la hora de contratar tus productos o servicios sino que se adherirán a las condiciones generales de compra que fijes en tu web. Es por ello que es crucial que se regulen bien todos los aspectos principales del negocio, tales como los datos de contacto del titular de la web, la política de devoluciones de tu empresa, los derechos que asisten a tus clientes, el procedimiento que deben seguir en caso de que los clientes tengan algún problema con sus compras, etc.

 

Y esto es todo por hoy. Espero que te haya gustado el post y que te haya sido muy útil para aprender a vender por internet, sin dejar de lado los aspectos legales conexos.

Cualquier duda o comentario, espero que me escribas más abajo y estaré encantado de responderte.

¡Que tengas un día muy legal!

 

ceo abogado Alejandro Esteve

 

Alejandro Esteve de Miguel Anglada
Abogado y Cofundador de Bigle Legal
Linkedin